FESTIVAL DE CANNES Entrevista al Director de “Muere Monstruo, Muere” Alejandro Fadel: “El relato fantástico fue lo que terminó de asentar la película"


FESTIVAL DE CANNES
Entrevista al Director de “Muere Monstruo, Muere”

Alejandro Fadel: “El relato fantástico fue lo que terminó de asentar la película"




Entrevistamos al director de la película “Muerte Monstruo, Muere” que está en la competencia de Un Certain Regard en el Festival de Cannes. Es una coproducción entre Argentina, Francia y Chile. El cineasta argentino nos empezó a hablar con acento chileno, y nos contó que él veraneaba en Reñaca porque vivía en Mendoza cuando chico. Aquí la entrevista exclusiva para Culturizarte.
  


Cuéntame ¿que te inspiró a crear esta película? ¿Que te llevó a esta temática?

Habían dos ideas paralelas, cuando yo estaba pensando en la película. Por un lado, es como surgen muchas veces las ideas que me dan ganas de filmar, que era un aspecto casi documental. Yo no vivo en Mendoza hace casi 20 años y tenía ganas de volver a filmar ciertos paisajes, que había transitado mucho en la juventud, sobre todo en la montaña y lugares aislados, ciertas experiencias del trabajo agrícola, había una ambición casi documental cuando empecé a trabajar. Por otro lado estaba la idea de hacer un film de género, de horror. No sabía si era una película de terror, si era una mezcla, qué iba a ser, de a poco se fueron acomodando los elementos, y creo que terminó de definir que apareciera este elemento fantástico fue cierta idea visual, que era la idea de un triángulo amoroso, dos hombres y una mujer y que pasaba cuando esa mujer desaparecía de la vida de esos hombres, cuando esa mujer moría, y que pasaba con es espacio vacío, con ese duelo. Había que llenar con algo ese duelo, uno a veces lo puede llenar de una manera catártica, o positiva. En este caso aparecía cierta forma monstruosa de belleza también. Ahí creo que se terminó de armar la historia, después se completa con otros elementos. Creo que el relato fantástico fue lo que terminó de asentar la película.

¿Por qué la muerte en esta película es cortando las cabezas de las mujeres?

La película trabaja un género, que a partir del personaje de David crea cierta idea un poco intelectual sobre ciertos pensamientos que ya no pueden funcionar de manera lógica, que ya no puede articular una frase, por ende no puede construir una identidad. Yo he trabajado con ideas mentales, que quedan en la mente, como se controla la mente, sabía que la cabeza era un elemento importante en la película. Aparecen cabezas de mujeres, y parece ser que hay algo que tienen las cabezas de las mujeres que están mas ordenadas que la de los hombres de la película. Y casi de manera vergonzosa y aberrante, el monstruo viene a llevarse. Por eso los hombres están preocupados por encontrar estos elementos físicos, casi como si fueran tesoros.

A propósito de la cabeza, la película tiene imágenes súper explícitos, sobre todo la primera escena, que es fuertísima. ¿Cómo se genera este elemento? 

La imagen explícita en ciertos momentos, creo que es una virtud del cine de terror, que no tienen otros géneros, la idea de buscar una imagen que provoque una sensación física. Uno puede pensar una película o puede sentir una película y también puede vivirlo con el cuerpo. El cine genera reacciones corporales, que para personas que pueden permitirse ese lujo de tener una sensación física, a veces son más fuertes que las ideas que uno puede tener. Siempre nuestra idea de trabajo era combinar ciertas cosas un poco mas impactantes visualmente, con otros momentos de belleza, o de contemplación, que el film no fuera unidireccional, ni tampoco fuera un film de tortura, donde todo el tiempo te expone como espectador a una serie de imágenes aberrantes. Había una serie de imágenes que van a puntuar la película, pero también había cierta idea de buscar la belleza. En esas imágenes y en otros pasajes también. No estaba tla idea de la lectura metafórica o alegórica de la película,rabajando dentro del realismo.  El otro elemento creo era fundamental para correr un poco de ese lugar de lo mórbido de la película que explota la crueldad, era el elemento de humor, que tenía la película, humor absurdo, corrido del lugar, uno de repente atraviesa una situación fuerte, y estás frente a un chiste, y no sabes si reírse o no, un poco de inestabilidad, de incomodidad que es parte de la película.

¿Utilizas metáforas o simbolismos en la película?

Intenté siempre mantenerme un poco alejado de la idea de la lectura metafórica o alegórica de la película. Personalmente no me interesa tanto la lectura metafórica de una imagen. Evidentemente en un relato fantástico se presta más a interpretaciones, pero intentamos que la película tuviera algunas puertas abiertas, para que cada uno pueda entrar de distintos lugares a la película, poder pensarla y sentirla de distinta manera.

¿Hay alguna conexión con la contingencia, con lo que está pasando con la violencia contra las mujeres para que quisieras contar una historia sobre mujeres asesinadas?

Si, los crímenes son contra mujeres y estamos en un momento donde se han visibilizado situaciones de violencia hacia la mujer, y que el femicidio está puesto de manera clara como un problema que como humanidad nos tenemos que hacer cargo, yo tampoco puedo ser ingenuo y decir que la película no se instala en ese territorio. Pero así como digo eso, también digo que la película está narrada por un varón, un director varón y que su opinión es limitada, mi opinión es limitada, por ende, la de los personajes también. Por eso me parecía que lo mejor no era hacer una película de denuncia sino una película de ficción donde estuvieran puestos los elementos para pensar cierta idea de masculinidad contemporánea también, los personajes. Porque yo no podía tener otro punto de vista más que el masculino, es el que me tocó en gracia. Si creo que la película también trabaja ciertas formas de control, con el grupo de policías portando armas, médicos portando medicamentos, son ideas de control también muy arraigadas en una cultura masculina, que atraviesa hace siglos. Entonces creo que los elementos combinados pero que tampoco estuvieran en una sola dirección, podrían dar una pequeñas preguntas para pensar. Creo que hay una especie de represión masculina, de falta de deseo, de falta de voluntad, que se transforma a veces en aburrimiento, a veces en violencia, no sé, no puedo dar una respuesta clara, porque la película tampoco la da, pero creo que si puedo tener algunas ideas para pensar.

La escena del baile en la cama la encontré maravillosa, y te felicito porque encuentro que es de esas escenas que dice mucho en muy poco tiempo y sin palabras. ¿Cómo trabajaste esa escena? ¿De donde surgió?

La película se proponía todo el tiempo estar corriéndose un poco de lugar, de lo que uno esperaba ver. Uno estaba viendo una película bastante pesada, oscura, silenciosa, un poco ominosa, yo tenía ganas de que llegara el final del primer acto, el primer capítulo de la película, que el espectador tuviera una sensación diferente, que podría prepararse para distintos tipos de emociones. Creo que la escena conmueve por el trabajo de los actores, porque ahí la puesta de cámara es muy sencilla y había que poner una canción y había que jugar un rato con los actores, la inspiración de él, y en su sensibilidad, está la potencia de la escena.

¿Cómo llegaste a esos actores? ¿Con casting? ¿Lo pensaste del comienzo?

Algunos estaban pensados desde el comienzo. La mayoría no, hicimos un gran casting de actores y no actores, no sabíamos si trabajar con actores profesionales, en lo personal no me interesa demasiado esa distinción. Fue un proceso largo, de trabajar con muchas personas, e irnos conociendo hasta que finalmente encontramos el grupo, no tenían que ser actores, sino que pudiera funcionar como grupo. Creo que la actuaciones de Esteban Bigliardi que es David y de Víctor López, que hace Cruz, son fundamentales porque en definitiva nos cuenta la relación entre los dos, sus intentos de acercamiento. Además el trabajo sobre la voz, tienen dos voces muy particulares. La voz de Cruz es extraña, y la voz de David, además de la sonoridad es extraña por lo que comunica, entonces había dos extrañezas ahí que se iban a volver una sola en la película y el trabajo sonoro del fuera de campo. Esas voces también con esa carta leída al final, da un nuevo sentido.

¿Cuáles son tus expectativas con el festival, con tu competencia?  ¿Cómo ha sido la experiencia de estar acá?

La expectativa por lo menos ya está cumplida. Hicimos el película con mucho esfuerzo, para armarla, porque hubo que sumar muchas voluntades, de Chile, de Francia, muchos colegas que ayudaron. Creo que la expectativa ya está cumplida, porque presentar la película en este festival tan importante, le da da mucha visibilidad, te da la posibilidad de que se pueda ver en otros territorios, quizás la ayude que el estreno en argentina sea un poco mejor, donde el público está alejándose un poco hace rato de un cine que no sea el estrictamente de mercado, comercial. Así que la expectativa está cumplida. Estoy relajado ahora. Se pasó la película, se vio bien y creo que ha tenido una buena recepción, si vos me pregunta hoy si me gustaría ganar un premio, te digo que ¡si, claro!



Comentarios